Button Text! Submit original article and get paid. Find out More

Test de Embarazo Casero – Orina en la historia

Esta es una breve historia de los test de embarazo con la orina de la mujer. Te gustará saber las cosas insólitas que la gente de la antigüedad intentó con tal de saber la respuesta. Si quieres ver cómo hacer verdaderos tests caseros, puedes ver los otros artículos que son tutoriales de test de embarazo casero orina.

Es una pregunta tan vieja como la mujer misma: ¿Estoy embarazada?

Responder esa pregunta con un grado razonable de precisión demostró ser algo muy tedioso en días pasados, aun así, el uso de métodos primitivos que se usaron para determinar el embarazo tuvieron algún mérito científico.

Pruebas de embarazo en la antiguedad

Test de embarazo casero – Orina en el Egipto Antiguo

Una de las primeras estrategias conocidas para detectar el embarazo viene de la antigua tradición egipcia, que data desde el año 1350 B.C.

Los documentos hechos de papiro hablan acerca de cuando la mujer orina en el trigo y semillas de cebada. Si el trigo germinaba, una niña iba a nacer, decían los ancianos. Si la cebada germinaba, significa que nacería un macho. Si ninguna de las dos plantas germinaba, significaba que no había embarazo.

Extrañamente, investigadores en los años 1960 probaron este método y encontraron un grano de verdad en todo esto, según los National Intitutes of Health. Los niveles de estrógeno en la orina de la mujer embarazada, siendo más elevados de lo normal, pueden estimular la germinación de semillas, pero estas prácticas fallaron determinando el sexo de la criatura.

Test de embarazo casero – Orina en la edad Media

La orina de la mujer fue también utilizada para determinar su estado de preñez durante la edad Media, donde unos llamados “profetas del pipí” creían que si una aguja era puesta en las vías urinarias y se tornaba roja rústica o negra, era señal de que la mujer estaba probablemente embarazada.

Otro popular test involucró el uso de la mezcla de vino con la orina, para ver si ocurrían cambios. Ya que el alcohol puede reaccionar con las proteínas de la orina, este test pudo haber sido exitoso si era analizado por algún erudito que pudiera diferenciar qué tipo de cambio de color demostraría la preñez.

Algunos doctores del siglo 17 sumergían un listón en un pote de orina de la mujer; si el olor del listón causaba náuseas a la mujer, se creía que estaba embarazada.

Test de embarazo casero – Orina en los años 1920 a 1960

Antes de los años 1920, no había prácticamente ningún avance en pruebas de embarazo, la mayoría de las cuales se apoyaban solo en las historias de la abuela.

Pero en los años 1920, médicos investigadores fueron capaces de identificar una hormona, la Human Chorionic Gonadotropin, o hCG, que era encontrada solo en mujeres embarazadas, siendo este el primer componente descubierto en comprobar efectivamente el estado de embarazo.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

[an error occurred while processing the directive]